sábado, 6 de junio de 2015

16 de Enero 2015 - No formatear ni influir en nuestros hijos con nuestras UBMR - Respuesta a Bigollo - Marielalero.

bigollo Viernes, 16/01/2015 a las 11:19 am
Querida Mariela y compañeros,
muchas gracias por tú trabajo para con nosotros. Personalmente me sigue costando interpretar el contenido de este post ya que basicamente la forma en que asimilamos los conocimientos y en los cuales se basa nuestra formación y educación es por repetitividad. Lo que lleva a plantearnos que lo que tomamos como conocimiento es más parecido a un adiestramiento con un fin específico, en el cual lo asimilado nada tiene que ver con un verdadero crecimiento, sino a la adaptación de nuestra mente al sistema carcelario planetario.
Al leerlo me sentí como el famoso perro de Pavlov…
Por otro lado profundizó la sensación, que desde hace tiempo tengo, de la nula preparación que tengo como padre, ya que sin duda he repetido muchas veces los procesos a los que yo mismo fui sometido en mi proceso civilizatorio con mis hijos. También en forma intuitiva he evitado imponerles creencias o que fijaran posturas rígidas ante las diversas situaciones a las que se enfrentan en sus vidas. Espero no haberles causado demasiado daño y poder transmitirles de alguna manera la información que ahora estoy asimilando.
Llegado este punto, es muy difícil contrarrestar la acción que reciben los niños y jóvenes por parte del sistema educativo, que se basa casi exclusivamente en el desarrollo de la UBMR y en generar rutinas de estado con respecto a las relaciones sociales, interpersonales, aceptación de la autoridad, categorización, etc.
También me he dado cuenta que muchos de nosotros estamos programados para anular los impulsos que nos hacen reaccionar ante situaciones en las que vemos que otra persona necesita ayuda, y en la que muchas veces naturalmente sentimos dentro nuestro el impulso de hacer algo, cualquiera sea el hecho.
Ante esta realidad primero deberíamos por lo menos aclarar en gran medida como juega en nosotros mismos el mecanismo de la UBMR para poder darnos cuenta como neutralizarla en la relación con los demás.
¿Algún consejo en como afrontar nuestro rol de padres?
Quizá deberíamos desarrollar un autoanálisis específico con respecto a este tema y de esta manera  hacerles un poco más fácil el camino a nuestros niños y jóvenes…
Un gran abrazo,
Bigollo
marielalero Sábado, 17/01/2015 a las 4:58 am
Estimado Bigollo,
Una de las formas más prácticas para darte cuenta de que no estas influyendo a tu hijo desde tu UBMR, es que estés atento de no formatear su razonamiento de manera estructurada, para que no contribuyas a que la UBMR de él se acostumbre a hacer la misma acción, habito, movimiento o procedimiento como un aprendizaje mecánico que utiliza la misma repetición, como si no existiese otros mecanismos más de los que tú les trasmites en cada gesto, acción o ejecución de tu parte.
Por ejemplo: Le puedes explicar cómo tiene que cepillarse los dientes desde uno o varios procedimientos de cepillado. Estudiar y hacer resúmenes aplicando más de una técnica de estudio. Atar sus cordones, tender su cama, ordenar su habitación, realizar ejercicios físicos, etc, utilizando varios patrones de aprendizaje.
En síntesis, tienes que procurar de enseñarle a tu hijo a que incorpore la idea dentro de su mente de que existen varios mecanismos de aprendizaje para hacer una misma acción, con ello te aseguras de que su UMBR no escanee una sola opción y se quede con la impresión de que no existe otra vía para hacer la misma acción o movimiento.
Con este método de enseñanza estás ayudando a tu hijo, a que él tenga un desarrollo cognitivo flexible y ágil en su inteligencia y a la vez sea quien dirija en estado consciente a su UMBR, como tiene que operar desde su funcionalidad.
Un fuerte abrazo
marielalero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario