viernes, 24 de junio de 2016

13 de Marzo 2016 - El mayor ruido no está en las grandes ciudades sino en nuestra mente - Respuesta a Aneleh - Marielalero.

Aneleh Domingo, 13/03/2016 a las 8:08 pm
Querida Mariela, queridos compañeros de camino:
En cuanto a la relación que existe entre el lugar geográfico en que vive un humano estándar y la influencia de éste en su vida, ¿podrías comentarnos acerca de los siguiente, si lo consideráis oportuno?:
– ¿Qué incidencia o alteración puede tener en el CM, reloj biológico y biología de un humano estándar el hecho de vivir en una ubicación cercana a un centro donde la actividad laboral es contínua y permanente (24 hs. al día, 365 días al año), como por ejemplo un aeropuerto, puerto marítimo, estación de trenes, centros de transporte, etc.?
– De haber alguna repercusión, ¿cómo se podrían mitigar o paliar los efectos adversos?
Por otra parte, quisiera preguntar sobre el tema de los omegas. ¿Es posible asistir a otro humano estándar menor de edad que toma conciencia de tener relación con un omega y nos pide asistencia?
Y para finalizar, gracias por tus últimos comentarios respecto a lo que están intentando de nuevo a través de la incorrecta utilización tanto de la información que transmites del Futuro Inmediato como de tu nombre. Personalmente no olvido lo vivido anteriormente, y desde aquí cuentas con todo mi respeto y apoyo. Sigamos mimando este lugar como nos miman desde los planos sutiles Luz.
Un gran abrazo de Luz
marielalero Lunes, 14/03/2016 a las 5:37 am
Estimada Aneleh,
Respondo a tus preguntas:
1- El hecho de tener que vivir en una ciudad con todo lo que ello implica, genera de por sí un estado vibratorio completamente distinto al que se detecta en el campo o en los espacio físicos abiertos. Sin embargo esto no llega a ser un factor exponencial de riesgo para el Campo Magnético, el cuerpo físico y energético del ser humano. El Campo Magnético fácilmente puede hacer sus procesos de limpieza y adaptación ambiental para limpiarse y fortalecerse. Lo único que podría llegar a ocasionarle un detrimento energético agravante, es el estado psicológico y emocional del ser humano, provocado por un cansancio psicofísico acumulado, estrés, depresión, etc. Sumado a esto si es portador de uno o varios núcleos receptivos, si esta parasitado o afectado por algún trabajo energético.
Sin duda alguna los ruidos de la ciudad, son molestos y hacen su efecto nocivo, pero no llegan a ser tan destructivos como lo es la mente humana. Una persona puede que esté viviendo en la ciudad más grande del mundo, con la mayor contaminación medio ambiental del planeta, y no afectarle en absoluto a su sistema biológico y energético, por la simple razón de que ella mantiene su vibración humana alta, por ser su naturaleza humana optimista, alegre y constante en su estabilidad psicológica y emocional.
Alejarse de las ciudades para encontrar la paz interior en las montañas o en pueblos alejados de las metrópolis, muchas veces no suele ser la mejor solución, si ese humano a tiempo no se da cuenta que el mayor ruido de su vida es el de su propia mente, vaya donde vaya esta lo acompañara.
2- Ante el caso que planteas, puedes hacer la (CP) Limpieza energética a niños y jóvenes, subida en el Post Tres Claves II. Siempre y cuando recibas el consentimiento del niño/a y el de sus padres.
Un fuerte abrazo
marielalero.
Fuente y Página Web de Marielalero: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario