lunes, 30 de abril de 2018

Cuándo tome un medicamento, recuerde de estar informado y "consciente", por lo siguiente: Píldora espía: Novartis presenta su Tableta con Microchip.


Introducción:

David Icke:
Es vital para la libertad humana que la gente rechace ser implantada con un microchip. El chip podría enviar frecuencias que causaran un dolor severo o enfermedad, manipular a la gente mentalmente y emocionalmente y hasta matar. Podría hacer a la gente dócil o agresiva, sexualmente excitada o suprimida y afectar sus procesos de pensamiento de modo que ellos no pudieran pensar correctamente.

Esta es la verdadera historia detrás de la implantación de microchips en la gente. 
Fuente:  David Icke.

__________________________________________________

Píldora espía: Novartis presenta su Tableta con Microchip.

El concepto de catalogar a la gente acaba de llegar a un nivel completamente nuevo. ¿Qué le parece espiar a un individuo desde adentro?

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Noviembre 10, 2010

Novartis AG planea buscar la aprobación en menos de 18 meses meses de una tableta pionera que contiene un microchip incorporado, llevando el concepto de “píldora inteligente” a otro nivel.

El programa inicial se utilizará en uno de los medicamentos creados por la firma suiza, tomada por los pacientes trasplantados para evitar el rechazo de órganos. Pero Trevor Mundel, director global de desarrollo, cree que el concepto se puede aplicar a muchas otras píldoras.

“Estamos llevando adelante este fármaco de trasplante con un chip y esperamos en los próximos 18 meses tener algo que vamos a poder presentar a los reguladores, al menos en Europa,” dijo durante el encuentro sobre la salud de Reuters en Nueva York.

“Veo que la píldora con microchip promete ir mucho más allá de eso”, añadió.

Novartis acordó en enero gastar $24 millones de dólares para asegurar el acceso a la tecnología de chip de una píldora desarrollada por Proteus Biomédics de Redwood City, California, por delante de sus rivales.

La biotecnología puesta en marcha fabrica chips que son ingeridos y activados por el ácido del estómago y así envían información a un pequeño parche que se usa en la piel del paciente, que a su vez transmite datos a un teléfono inteligente o lso envía a través de Internet a un médico.

Mundel dijo que el proyecto inicial se centró en asegurar que los pacientes tomen medicamentos en el momento adecuado y que tomen la dosis necesaria -un punto clave para la gente después de trasplantes de riñones y otras operaciones, cuando el tratamiento necesita ajustes con frecuencia.

A más largo plazo, se espera ampliar el concepto de “píldora inteligente” a otros tipos de medicamentos y el uso de información biométrica que el chip Proteus puede recoger, a partir de la frecuencia cardíaca y la temperatura y movimiento del cuerpo, para comprobar que los medicamentos están funcionando correctamente.

Debido a que los minúsculos chips se añaden a los medicamentos existentes, Novartis no espera tener que realizar ensayos clínicos a gran escala para probar el trabajo de los nuevos productos. En su lugar, su objetivo es hacer pruebas de bioequivalencia llamados a demostrar que son los mismos que el original.

Un problema mayor puede ser cuales serán los chequeos y reglas que se crearán para proteger a los pacientes y sus datos médicos personales, ya que estos se transmiten desde el interior de sus cuerpos por frecuencia de radio y Bluetooth.

“A Los reguladores les gusta el concepto y han sido muy alentadores. Pero … quieren entender cómo vamos a resolver los problemas de privacidad de datos “, dijo Mundel.

Una tecnología que garantiza a un paciente toma su medicamento y comprueba que funciona correctamente debe ofrecer mejores resultados y justificar un precio superior.

La pregunta que falta hacerse es: ¿Queremos poner nuestra salud a merced de empresas farmacéuticas que han demostrado que su principal, su único objetivo, es obtener beneficios económicos por encima de todo; inclusive la salud de los pacientes? Por el momento no se ha explicado como se manejará el asunto de la privacidad, solo se mencionó, y el hecho que Novartis quiere evitar estudios y ensayos clínicos a gran escala dice mucho sobre sus intenciones. También hay que preguntarse, ¿qué tan lejos Novartis y otras empresas quieren llegar con esta tecnología? ¿Se obligará en un futuro no muy lejano a portar un chip como parte de los planes de salud? Nadie pensaba hace 20 años que los gobiernos demandarían que individuos se vacunaran para poder trabajar o estudiar, sin embargo eso ya ha sucedido. No se USTED, pero yo prefiero la antigua y bien conocida visita al doctor.

Fuente: http://real-agenda.com/2010/11/10/pildora-espia-novartis-presenta-su-tableta-con-microchip/

No hay comentarios:

Publicar un comentario